Tortas de yuca

Una torta de yuca es un bocado del cielo. Una textura crujiente y cremosa a la vez y un sabor inolvidable, que siempre nos vuelve a sorprender cuando nos comemos una. Esta versión nos trae un recuerdo del delicioso sabor de los buñuelos de yuca, tan populares en muchas cocinas de nuestro país. 

3 tazas de puré de yuca “algodón” (esta es la yuca blanca que se esponja al cocinar)
½ taza de queso Bagaces rallado
½ taza de queso mozzarella rallado
2 cucharadas de Zukra
1 pizca de sal
1 pizca de canela en polvo
Aceite para cocinar
En una taza grande, mezclamos los quesos con el azúcar, la sal y la canela. Añadimos la yuca y revolvemos con las manos hasta formar una masa homogénea. Dividimos la masa en 8 bolas del mismo tamaño y aplastamos entre las palmas para formar las tortas.

Calentamos una sartén con un poquito de aceite y vamos cocinando las tortas de a poco, 4 minutos por cada lado, a fuego medio. Es importante darles vuelta de vez en cuando y cocinarlas a fuego medio, para que no se quemen y queden crujientes por fuera.
Scroll to Top

Ensalada rusa

HECHO CON ZUKRA ORGÁNICO
ingredientes

2 remolachas grandes hervidas, peladas y picadas en cubos

1 kilo de papas amarillas medianas hervidas, peladas y picadas en cubos

1 zanahoria grande pelada y picada en cubos

4 huevos hervidos por 8 minutos, pelados y picados en cuadritos

preparación

La ciencia de la ensalada rusa está en la cocción de los ingredientes principales: que la remolacha quede al dente, que la papa esté cremosa pero no sobre cocinada, que el huevo no tenga la yema azulada. En casa ponemos las remolachas a cocinar con los frijoles en la olla de cocimiento lento, durante la segunda parte de la cocción. La remolacha le da un sabor exquisito al caldo de los frijoles y aprovechamos la electricidad para cocinar dos productos a la vez.

Cuando tenemos la remolacha, la papa, el huevo y la zanahoria listos y fríos, preparamos el aderezo mezclando todos los ingredientes y mezclamos todo en un tazón grande. La ensalada rusa se mantiene en buen estado hasta por dos días, y si te gusta tener un elemento crocante dentro del bocado, podés agregar manzana o apio crudo a la hora de mezclar todo.