Queque de Ayote

Muchas veces, a la hora de hacer un queque, elegimos azúcar blanco porque eso es lo que sugiere la receta. Hay muchos tipos de azúcar que sirven para diferentes procesos de cocción, pero en casa también podemos adaptar las recetas para utilizar el azúcar de nuestra preferencia. Te vamos a explicar paso a paso cómo utilizar Zukra en una receta de repostería.

El grano más grueso de Zukra requiere que utilicemos procesos un poquito distintos para incorporarlo a las masas y pastas de repostería, pero sí se puede hacer, es riquísimo y no es difícil: solo distinto.

Para esta receta vamos a dividir los ingredientes en dos partes.

En primer lugar, los húmedos:

2 huevos
1⁄2 taza de puré de aguacate
2 cucharadas de aceite vegetal (girasol o canola son los que tienen un sabor más ligero) 1 taza de puré de ayote
1 cucharadita de esencia de vainilla


En segundo lugar, los secos:
1 taza de Zukra orgánico
1 y 2/3 de taza de harina todo propósito
1⁄2 cucharadita de sal
2 cucharaditas de polvo de hornear
1/3 de taza de chispas de chocolate amargo


Paso a paso

Primero, una recomendación para preparar el ayote. El ayote sazón es un producto que por lo general nos imaginamos en una crema o cortado en pedacitos en la olla de carne. Pero cuando lo cocinamos hervido, pierde gran parte de su sabor, que se diluye en el agua. Para aprovecharlo al máximo, y que su sabor se concentre y nos permita hacerlo brillar en todas las recetas, es mejor hornearlo. Yo lo corto en tajaditas, como cortaría una sandía le quito las semillas y lo horneo con todo y cáscara en una bandeja cubierta con silpat o papel aluminio, durante 35 minutos a 280°C. Lo dejo enfriar y lo guardo en la refri en un tupper, listo para cualquier antojo que se me ocurra durante la semana. No lo condimento porque de esta manera su sabor está 100% puro y me permite utilizarlo tanto en platos dulces como salados.

Ahora sí, al queque. Primero, vamos a precalentar el horno a 280°C y a preparar el molde, que solamente necesitamos engrasar con spray antiadherente (si no tenés spray, podés engrasarlo con aceite vegetal y cubrir el fondo con un pedacito de papel encerado, que te ayudará a desmoldar sin que el queque se pegue.

A continuación, colocamos uno a uno los ingredientes húmedos en la licuadora, y a esta mezcla le agregamos la taza de azúcar. Vamos a licuar todo durante un minuto, hasta que el azúcar se disuelva por completo.

En un bowl grande, mezclamos todos los ingredientes secos para que se incorporen de manera uniforme. Aquí mismo, con la ayuda de una espátula de cocina, vamos a incorporar la mezcla de ayote y a revolver hasta que no queden grumos. Si lo deseas, podés hacer este último paso en la batidora. A continuación, transferimos la mezcla al molde previamente engrasado y horneamos a 280°C durante 70 minutos.

Para preparar el glaseado, vamos a necesitar los siguientes ingredientes: 1⁄2 taza de Zukra orgánico
1 cucharada de jugo de limón
1⁄2 cucharadita de hojas de tomillo frescas

La ralladura del limón.

Los glaseados, por regla general, se preparan con azúcar en polvo, pues esta es la más fina. Pero ¿sabías que podés preparar el azúcar en polvo en casa, utilizando el azúcar de tu preferencia y la licuadora? Yo proceso el azúcar licuándolo una taza a la vez durante 45 segundos, y luego, para eliminar cualquier grumo, lo paso por el colador. El azúcar tiene un grado de humedad que hace que se compacte con el paso de los días, entonces es más recomendable procesarlo cuando lo vamos a necesitar y usarlo de una vez.

Las hierbas y especias en los glaseados.

La mayoría de las especias que utilizamos en las recetas saladas, son aptas para utilizar en repostería. Es cuestión de experimentar. Podemos perfumar el azúcar de los

glaseados con tomillo, romero, albahaca, estragón o salvia, y los resultados siempre van a ser increíbles. Atrévete a experimentar.

Este glaseado, super sencillo y un poquito ácido, nos ayudará a contrastar con los sabores dulces que el azúcar y el ayote asado le dan al queque. Es muy fácil de preparar: nada más incorporamos la Zukra previamente procesada, el tomillo y la ralladura del limón en un bowl, y vamos agregando lentamente el jugo de limón y mezclando con un tenedor hasta obtener una pasta no muy líquida ni muy espesa. Dependiendo de si el día está muy húmedo o muy seco, vamos a necesitar un poquito más o un poquito menos de líquido.

Es más efectivo glasear el queque una vez que ya está frío, pues cuando ponemos el glaseado en un queque caliente, la mezcla se derrite y se resbala, mientras que si el queque está frío, el glaseado conserva su textura y se adhiere al queque de forma más efectiva.

Johnny Cake

Rendimiento: 6 porciones Ingredientes: 2 tazas de harina. 2 cucharaditas de levadura. 1 cucharadita de azúcar crudo Zukra. 2 cucharaditas de mantequilla. 2 cucharadas de

Ver receta
Scroll to Top