Picadillo aguado de arracache

Lo has probado en fiestas, en turnos, en restaurantes de comida típica. Pero tal vez nunca lo has preparado en casa. Usualmente lo vemos medio pálido, apenas coloreado con un poquito de achiote, sobre tortillas de maíz, levemente sazonado con ajo, orégano y una pizca de comino. Pero resulta que, en algunas zonas fuera de la GAM, el arracache se come “aguado”, como un guiso, y queda exquisito. 

½ kilo de arracache picado (en la feria ya te lo venden limpio, picado y listo para cocinar)
3 dientes de ajo machacados
1 cebolla grande picada en cubitos
1 chile dulce mediano picado en cuadritos
½ rama de apio picada en cubitos
1 cucharadita de achiote
1 tomate grande rallado
1 taza de agua o caldo de pollo
½ cucharadita de comino molido
½ cucharadita de orégano seco
½ cucharada de Zukra
2 hojas de culantro coyote picadas bien finitas
Aceite para cocinar
En una olla mediana, hacemos el sofrito con el ajo, la cebolla, el chile dulce y el apio. Agregamos el achiote y cocinamos hasta que se comience a dorar. Añadimos el arracache y salteamos durante 5 minutos, moviendo constantemente. Agregamos el tomate y el caldo, y revolvemos bien. Cuando esté por llegar al hervor, añadimos el comino, la Zukra y el orégano, removemos y bajamos la temperatura. Tapamos y cocinamos a fuego bajo por unos 5 o 6 minutos. Antes de servir, agregamos el culantro picado.
Scroll to Top

Ensalada rusa

HECHO CON ZUKRA ORGÁNICO
ingredientes

2 remolachas grandes hervidas, peladas y picadas en cubos

1 kilo de papas amarillas medianas hervidas, peladas y picadas en cubos

1 zanahoria grande pelada y picada en cubos

4 huevos hervidos por 8 minutos, pelados y picados en cuadritos

preparación

La ciencia de la ensalada rusa está en la cocción de los ingredientes principales: que la remolacha quede al dente, que la papa esté cremosa pero no sobre cocinada, que el huevo no tenga la yema azulada. En casa ponemos las remolachas a cocinar con los frijoles en la olla de cocimiento lento, durante la segunda parte de la cocción. La remolacha le da un sabor exquisito al caldo de los frijoles y aprovechamos la electricidad para cocinar dos productos a la vez.

Cuando tenemos la remolacha, la papa, el huevo y la zanahoria listos y fríos, preparamos el aderezo mezclando todos los ingredientes y mezclamos todo en un tazón grande. La ensalada rusa se mantiene en buen estado hasta por dos días, y si te gusta tener un elemento crocante dentro del bocado, podés agregar manzana o apio crudo a la hora de mezclar todo.