Pan Integral

– 265 gr harina todo propósito
– 265 gr harina integral 
– 60 gr avena integral tostada 
– 30 gr semilla de ajonjolí tostada 
– 30 gr linaza tostada 
– 10 gr sal 
– 5 gr Zukra baja en calorías
– 2 gr levadura instantánea 
– 440 gr agua 
1. En un tazón grande, mezclá todos los ingredientes secos hasta que estén bien combinados. Luego, añadí el agua y mezclá a mano asegurándote de que no queden grumos secos en la masa. Cubrí el tazón con un paño seco y déjalo reposar durante toda la noche.

2.Por la mañana, sacá la masa del tazón con cuidado y colocala sobre una superficie enharinada. Sin amasar, dobla la masa como un sobre desde los extremos hacia el centro. Luego, dale vuelta la masa para que los dobleces queden por debajo y colocala en un molde previamente preparado con un poco de spray antiadherente.

3.Dejá reposar la masa durante 1 o 2 horas, dependiendo de la temperatura ambiente. Cuando la masa haya duplicado su tamaño, precalentá el horno a 400°F.

4.Hacé unos cortes en la superficie del pan con una tijera, cuchillo filoso o una hoja de afeitar. Rociá agua sobre la superficie del pan con un atomizador y colocá una bandeja con agua dentro del horno para crear vapor.

5.Colocá el pan en el horno y horneá durante 15 minutos con la bandeja de agua adentro. Luego, retira la bandeja de agua y continúa horneando durante 10 minutos más. Una vez listo, retira del horno y dejá enfriar completamente antes de desmoldar.

6.Este pan se conserva bien en refrigeración y también se puede congelar. Se recomienda porcionarlo antes de congelarlo para facilitar su uso posterior. ¡Disfrutá de tu delicioso pan casero!
Scroll to Top

Ensalada rusa

HECHO CON ZUKRA ORGÁNICO
ingredientes

2 remolachas grandes hervidas, peladas y picadas en cubos

1 kilo de papas amarillas medianas hervidas, peladas y picadas en cubos

1 zanahoria grande pelada y picada en cubos

4 huevos hervidos por 8 minutos, pelados y picados en cuadritos

preparación

La ciencia de la ensalada rusa está en la cocción de los ingredientes principales: que la remolacha quede al dente, que la papa esté cremosa pero no sobre cocinada, que el huevo no tenga la yema azulada. En casa ponemos las remolachas a cocinar con los frijoles en la olla de cocimiento lento, durante la segunda parte de la cocción. La remolacha le da un sabor exquisito al caldo de los frijoles y aprovechamos la electricidad para cocinar dos productos a la vez.

Cuando tenemos la remolacha, la papa, el huevo y la zanahoria listos y fríos, preparamos el aderezo mezclando todos los ingredientes y mezclamos todo en un tazón grande. La ensalada rusa se mantiene en buen estado hasta por dos días, y si te gusta tener un elemento crocante dentro del bocado, podés agregar manzana o apio crudo a la hora de mezclar todo.