Palitos de queso

– 3 ¼ tazas de harina todo propósito
– 1 cucharadita de levadura instantánea
– ½ cucharada de Zukra baja en calorías
– 4 cucharadas de queso Bagaces en polvo
– ¼ taza de aceite de oliva
– 1/3 taza de queso parmesano rallado
– 1 cucharadita de sal
– 1 cucharadita de pimienta negra molida
– 1 taza de agua
– 1 cucharadita de escamas de ajo deshidratadas
– 3 cucharaditas de semillas de amapola
1. En un tazón grande, mezclá todos los ingredientes excepto el ajo y la semilla de amapola. Uní todo hasta formar una masa y luego transferila a una superficie limpia y seca.

2.Amasá durante unos 15 minutos hasta que obtengas una masa homogénea. Tapá con un paño húmedo y dejá reposar durante 15 minutos. Después de ese tiempo, volvé a amasar por otros 10 minutos.

3.Luego, llevá la masa a un tazón limpio, tapá y dejá reposar en la nevera durante 10 minutos.

4.Sacá la masa y ponela en una superficie ligeramente engrasada. Estirá con un rodillo hasta formar un rectángulo de 30 cm x 45 cm. Barnizá la superficie con agua y espolvoreá las semillas de amapola y las escamas de ajo por encima.

5.Cortá la masa a la mitad a lo largo y luego cortá en tiritas delgadas a lo ancho, obteniendo un total de 80 palitos.

6.Precalentá el horno a 280°C. Cubrí tres bandejas de hornear con papel de hornear, silpat o aceite y harina.

7.Tomá cada palito y enrollalo sobre sí mismo para hacer un palito en forma de “twist”. Colocá los palitos en las bandejas dejando unos 3 centímetros de distancia entre cada uno. Cubrilos con una toalla y dejalos crecer por al menos 20 minutos.

8.Horneá durante 20-22 minutos hasta que estén dorados. Sacalos del horno y dejalos enfriar en las bandejas.

Aunque es difícil resistirse, esta receta da un montón de palitos. Pero lo bueno es que se mantienen tostaditos durante varios días si los guardamos en una bolsa ziplock bien cerrada o en un contenedor con tapa hermética. ¡Listo para disfrutar!
Scroll to Top

Ensalada rusa

HECHO CON ZUKRA ORGÁNICO
ingredientes

2 remolachas grandes hervidas, peladas y picadas en cubos

1 kilo de papas amarillas medianas hervidas, peladas y picadas en cubos

1 zanahoria grande pelada y picada en cubos

4 huevos hervidos por 8 minutos, pelados y picados en cuadritos

preparación

La ciencia de la ensalada rusa está en la cocción de los ingredientes principales: que la remolacha quede al dente, que la papa esté cremosa pero no sobre cocinada, que el huevo no tenga la yema azulada. En casa ponemos las remolachas a cocinar con los frijoles en la olla de cocimiento lento, durante la segunda parte de la cocción. La remolacha le da un sabor exquisito al caldo de los frijoles y aprovechamos la electricidad para cocinar dos productos a la vez.

Cuando tenemos la remolacha, la papa, el huevo y la zanahoria listos y fríos, preparamos el aderezo mezclando todos los ingredientes y mezclamos todo en un tazón grande. La ensalada rusa se mantiene en buen estado hasta por dos días, y si te gusta tener un elemento crocante dentro del bocado, podés agregar manzana o apio crudo a la hora de mezclar todo.