“Helado” de crema de coco con piña salteada

No necesitamos maquinita para hacer helado, y tampoco necesitamos que el helado sea “una bomba” de dulce para que sepa rico. Esta opción con leche de coco, coco fresco y piña, es espectacular, y queda delicioso servido con un rebanada de queque seco. Probá variando la fruta, con durazno asado también queda increíble.

1 taza de crema de leche
1 taza de yogurt natural
1 taza de leche de coco
½ taza de Zukra bajo en calorías
½ taza de coco fresco rallado
1 cucharada de jugo de limón
4 rodajas de piña fresca
En el vaso de la licuadora, colocamos el yogurt, la leche de coco, la Zukra y el jugo de limón. Mezclamos todos los ingredientes y transferimos a un tazón grande. Añadimos la crema de leche y el coco rallado y reservamos. A continuación, vamos a saltear la piña en una sartén caliente, una rodaja a la vez. Este proceso lo hacemos a fuego medio, volteando la piña para que se cocine por ambos lados, para dorarla con cuidado de que no se queme. La dejamos enfriar y la cortamos en cubitos pequeños, retirando el corazón de cada rodaja y descartándolo.

Preparamos un recipiente de plástico cubriendo todo el fondo con plástico adhesivo.

Agregamos la piña a la mezcla de crema y leche de coco, y revolvemos bien. Colocamos la mezcla en el recipiente previamente preparado, la cubrimos por encima con más plástico adhesivo, para evitar que se le hagan cristales de hielo, y la llevamos al congelador por al menos 6 horas.

Cuando vayamos a servir el helado, lo bajamos del congelador a la refri al menos 40 minutos antes, para que se tempere un poco y no nos cueste sacar las cucharadas. Una receta deliciosa y rápida, que podés variar dependiendo de las frutas que tengas disponibles en casa.

Pupusas de la milpa

“La milpa” es el sistema de producción por excelencia de nuestra región. Tres productos que se siembran juntos para aprovechar el espacio y proteger el

Ver receta
Scroll to Top

Ensalada rusa

HECHO CON ZUKRA ORGÁNICO
ingredientes

2 remolachas grandes hervidas, peladas y picadas en cubos

1 kilo de papas amarillas medianas hervidas, peladas y picadas en cubos

1 zanahoria grande pelada y picada en cubos

4 huevos hervidos por 8 minutos, pelados y picados en cuadritos

preparación

La ciencia de la ensalada rusa está en la cocción de los ingredientes principales: que la remolacha quede al dente, que la papa esté cremosa pero no sobre cocinada, que el huevo no tenga la yema azulada. En casa ponemos las remolachas a cocinar con los frijoles en la olla de cocimiento lento, durante la segunda parte de la cocción. La remolacha le da un sabor exquisito al caldo de los frijoles y aprovechamos la electricidad para cocinar dos productos a la vez.

Cuando tenemos la remolacha, la papa, el huevo y la zanahoria listos y fríos, preparamos el aderezo mezclando todos los ingredientes y mezclamos todo en un tazón grande. La ensalada rusa se mantiene en buen estado hasta por dos días, y si te gusta tener un elemento crocante dentro del bocado, podés agregar manzana o apio crudo a la hora de mezclar todo.