Galette de fresa

Rinde: 4 porciones

Para la base
– 1 y ¼ de tazas de harina todo propósito
– 1 pizca de sal (1/4 de cdta)
– 1 y ½ cdas de Zukra Orgánico
– 1 barra (8 cdas) de mantequilla fría, cortada en pedacitos
– ¼ de taza de yogurt natural
– 3-4 cdas de agua fría (fría de la refri)

Para el relleno
– 3 ½ tazas de fresas lavadas y secas, cortadas en rodajas gruesas
– 1 pizca de sal
– 1 cda de jugo de limón
– ¼ de taza de Zukra Bajo en Calorías
– 1 cda de maicena

Para el barniz
– 1 huevo batido con 1 cda de agua
– 1 cdta de Zukra Orgánico                   
– Helado de vainilla para servir
1. Para hacer la base, combiná la harina, el Zukra Orgánico y la sal en un tazón grande. Ahí agregás la mantequilla y la distribuís entre la harina. Apretala entre los dedos para irla rompiendo en pedazos cada vez más pequeños. La idea es que en un rato, obtengás una mezcla de harina y mantequilla en donde los pedazos de mantequilla sean del tamaño de un frijol. Agregás el yogurt y 3 cucharadas de agua a la mezcla y revolvés con fuerza para que todo se incorpore. La cuarta cucharada de agua podrías no necesitarla si el día está muy húmedo. Formá una bola con la masa y transferila a una superficie de trabajo limpia y seca. Ahí, vas a aplastar un poco la bola para darle la forma de un plato grueso. La envolvés en plástico adhesivo y la metés al congelador por 20 minutos.

2. Para preparar el relleno, vas a colocar las fresas, el limón, la sal, el Zukra Bajo en Calorías y la maicena en un tazón. Revolvés todo bien con un cucharón y lo dejás reposar por unos minutos.

3. Para preparar la galette, vas a precalentar el horno a 400°F y cubrís una bandeja de hornear con papel encerado, papel de hornear o un silpat (un tapete antiadherente de silicón resistente al calor).

4. Desenvolvé la masa en una superficie ligeramente cubierta con harina. Estirala con un rodillo o con una botella de vino limpia, haciendo una figura redonda de unos 30 centímetros de diámetro. Luego la transferís a la bandeja de hornear con cuidado y colocás la fruta en el centro, dejando un borde amplio libre. Ese borde lo vas a doblar sobre el relleno. Esto se hace para levantar un “muro” y que los jugos del relleno no se salgan. Podés doblar los bordes un poquito en las partes en las que se junte mucha masa para hacer un diseño bonito, pero no es necesario. El centro de la tarta debe quedar descubierto, así que no te preocupés por estirar la masa para tratar de tapar todo el relleno.

5. Barnizá los bordes de la masa con el huevo batido, y le rociás la cucharadita de Zukra Orgánico por encima.

6. Horneá la galette por 30 minutos, hasta que los bordes estén dorados y la fruta jugosa y cocinada. Dejala enfriar por al menos 20 minutos antes de cortar y servir. Se puede servir tibia o a temperatura ambiente, con una cucharada de helado de vainilla encima.

7. Un super tip de esta receta es que la podés preparar con anticipación y refrigerarla ya cocinada. El día que la vas a usar, la sacás de la refri 2 horas antes para que se tempere. También la podés entibiar un poco en el hornito de tostar pan, ya cortada en porciones.
Scroll to Top

Ensalada rusa

HECHO CON ZUKRA ORGÁNICO
ingredientes

2 remolachas grandes hervidas, peladas y picadas en cubos

1 kilo de papas amarillas medianas hervidas, peladas y picadas en cubos

1 zanahoria grande pelada y picada en cubos

4 huevos hervidos por 8 minutos, pelados y picados en cuadritos

preparación

La ciencia de la ensalada rusa está en la cocción de los ingredientes principales: que la remolacha quede al dente, que la papa esté cremosa pero no sobre cocinada, que el huevo no tenga la yema azulada. En casa ponemos las remolachas a cocinar con los frijoles en la olla de cocimiento lento, durante la segunda parte de la cocción. La remolacha le da un sabor exquisito al caldo de los frijoles y aprovechamos la electricidad para cocinar dos productos a la vez.

Cuando tenemos la remolacha, la papa, el huevo y la zanahoria listos y fríos, preparamos el aderezo mezclando todos los ingredientes y mezclamos todo en un tazón grande. La ensalada rusa se mantiene en buen estado hasta por dos días, y si te gusta tener un elemento crocante dentro del bocado, podés agregar manzana o apio crudo a la hora de mezclar todo.