Frijoles tiernos con chicharrón de costilla

INGREDIENTES:

Para los frijoles:
1 kilo de frijoles tiernos lavados y escurridos
6 dientes de ajo enteros
1 cebolla pelada partida en cuartos
1 chile dulce entero
1 rama de apio
3 tomates pelados y picados en gajos grandes
2 zanahorias grandes peladas y picadas en rodajas
1 cucharada de Zukra
½ cucharadita de semillas de comino tostadas y trituradas
1 cucharadita de la salsa picante de tu predilección
Sal y pimienta al gusto
Picadura para agregar al final:
1 chile dulce mediano picado en cubitos
1 cebolla grande picada en cubitos
2 dientes de ajo triturados
1 rollo de culantro picado fino

Para los chicharrones:
2 kilos de costilla de cerdo picada en trozos pequeños
1 cabeza de ajos pelada
2 cucharadas de manteca de cerdo o aceite vegetal
3 tazas de agua
PREPARACIÓN

1. En una olla grande vamos a sofreír los ajos, el chile, la cebolla y el apio, a fuego bien alto, hasta que se comiencen a quemar. A continuación agregamos los frijoles, la zanahoria y los tomates, reducimos el calor a medio y sudamos durante 5 minutos. Agregamos la Zukra, el comino y salpimentamos. Cubrimos con agua de manera que esta quede unos dos dedos por encima de los frijoles, tapamos y reducimos el calor a bajo. Cocinamos durante 30 minutos, removiendo de vez en cuando.

2. Mientras se cocinan los frijoles, vamos a preparar los chicharrones. Colocamos la carne ya cortada en un sartén hondo de fondo pesado y sellamos a fuego medio dando vuelta a las piezas para que se doren por todas partes. A continuación agregamos el agua y reducimos el fuego a medio. Cocinamos la carne en esta agua, sin tapar la olla, para que vaya evaporando lentamente y reduzcamos hasta casi secar. Retiramos las piezas de costilla de la olla cuando ya el agua se haya secado casi por completo, y en la misma olla agregamos la manteca o aceite y los ajos. Freímos a fuego medio durante un par de minutos para que suelten el sabor. En esa misma grasa vamos friendo las piezas de costilla en porciones pequeñas, para que queden tostadas y tengamos espacio para darles vuelta. Las retiramos del calor y reservamos.

3. Revisemos los frijoles. Queremos que el caldo quede espeso, por eso no utilizamos gran cantidad de agua. Cuando ya están suaves, vamos a retirar con una pinza las piezas grandes de olores: el apio, la cebolla, el chile dulce y las llevamos a la licuadora con un poquito del caldo y ½ taza de los frijoles. Hacemos una especie de salsa espesa y la devolvemos a la olla. Probemos y agreguemos sal, pimienta, lo que sintamos que hace falta. Luego agregamos toda la picadura excepto el culantro. Añadimos las piezas de chicharrón, y seguimos cocinando a fuego bajo durante 10 minutos más. Para aprovechar el sabor del “asiento” podés lavar el fondo del sartén con una taza de caldo de los frijoles y devolver ese contenido a la olla.

4. Dejamos reposar durante 15 minutos antes de servir, pero para unos frijoles perfectos te recomendamos prepararlos el día antes de consumir.

Arroz frito

Uno de mis rituales de fin de semana consiste en limpiar la refri antes de traer la compra fresca de la feria. Y el 80%

Ver receta
Scroll to Top

Ensalada rusa

HECHO CON ZUKRA ORGÁNICO
ingredientes

2 remolachas grandes hervidas, peladas y picadas en cubos

1 kilo de papas amarillas medianas hervidas, peladas y picadas en cubos

1 zanahoria grande pelada y picada en cubos

4 huevos hervidos por 8 minutos, pelados y picados en cuadritos

preparación

La ciencia de la ensalada rusa está en la cocción de los ingredientes principales: que la remolacha quede al dente, que la papa esté cremosa pero no sobre cocinada, que el huevo no tenga la yema azulada. En casa ponemos las remolachas a cocinar con los frijoles en la olla de cocimiento lento, durante la segunda parte de la cocción. La remolacha le da un sabor exquisito al caldo de los frijoles y aprovechamos la electricidad para cocinar dos productos a la vez.

Cuando tenemos la remolacha, la papa, el huevo y la zanahoria listos y fríos, preparamos el aderezo mezclando todos los ingredientes y mezclamos todo en un tazón grande. La ensalada rusa se mantiene en buen estado hasta por dos días, y si te gusta tener un elemento crocante dentro del bocado, podés agregar manzana o apio crudo a la hora de mezclar todo.