Fettuccine con pesto de ayote rostizado, puerros y albahaca fresca

INGREDIENTES

Rinde para 4 porciones

500 g de fettuccine (puede ser fresco o seco, depende de tu preferencia)
400 g de ayote sazón sin semillas, cortado en rebanadas
1 cabeza de ajo
¼ de taza de nueces de nogal tostadas
3 cdas de aceite de oliva
2 cdas de parmesano rallado
1 cdta de Zukra Bajo en Calorías
2 puerros grandes
1 taza de hojas de albahaca
Sal y pimienta al gusto
PREPARACIÓN

1. Precalentá el horno a 450°F. En una bandeja de hornear colocá las tajadas de ayote, los puerros cortados a lo largo en mitades y la cabeza de ajo. Cubrí ligeramente con 1 cucharada de aceite de oliva y 1 cucharada de agua. Salpimentá y horneá durante 30 minutos, hasta que el ayote esté suave.

2. Cuando el ayote esté suave, retirá la bandeja del horno. Quitá las cáscaras del ayote, y apretá la cabeza de ajo desde abajo para que los ajos rostizados salgan de la cáscara. Colocá ambas cosas en el procesador de alimentos junto con 1 cucharada de aceite de oliva, las nueces, la Zukra Bajo en Calorías, y el parmesano. Procesá hasta obtener un puré homogéneo (si lo sentís muy espeso, podés agregar un par de cucharadas de caldo de vegetales o agua).

3. Cociná la pasta según las instrucciones del paquete, asegurándose de salar el agua. Cuando esté suave, colala y reservá un poco del agua de la cocción. Devolvé la pasta a la olla, y añadí el pesto y un poco del agua que apartaste. Revolvé todo muy bien, con cuidado de no romper los fettuccines, y dividilo en 4 platos. Colocá las mitades de puerro rostizado sobre los platos. Adorná con las hojas de albahaca fresca y serví de inmediato.
Scroll to Top

Ensalada rusa

HECHO CON ZUKRA ORGÁNICO
ingredientes

2 remolachas grandes hervidas, peladas y picadas en cubos

1 kilo de papas amarillas medianas hervidas, peladas y picadas en cubos

1 zanahoria grande pelada y picada en cubos

4 huevos hervidos por 8 minutos, pelados y picados en cuadritos

preparación

La ciencia de la ensalada rusa está en la cocción de los ingredientes principales: que la remolacha quede al dente, que la papa esté cremosa pero no sobre cocinada, que el huevo no tenga la yema azulada. En casa ponemos las remolachas a cocinar con los frijoles en la olla de cocimiento lento, durante la segunda parte de la cocción. La remolacha le da un sabor exquisito al caldo de los frijoles y aprovechamos la electricidad para cocinar dos productos a la vez.

Cuando tenemos la remolacha, la papa, el huevo y la zanahoria listos y fríos, preparamos el aderezo mezclando todos los ingredientes y mezclamos todo en un tazón grande. La ensalada rusa se mantiene en buen estado hasta por dos días, y si te gusta tener un elemento crocante dentro del bocado, podés agregar manzana o apio crudo a la hora de mezclar todo.