Ceviche de champiñones con queso bagaces

1 rama de apio
¼ taza de jugo de limón mecino
¼ taza de jugo de naranja
1 cucharadita de Zukra
1 cucharadita de hojas de orégano fresco
1 cebollín delgado
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto

Para el ceviche:
250 gr de champiñones frescos, limpios y secos, cortados en tajadas delgadas
1 cebolla morada picada en julianas delgadas
½ rollito de cebollín “chive” picado bien finito
1 taza de supremas de naranja (los gajitos pelados, sin membrana y sin semillas
1 taza de queso bagaces rallado
El caldo lo vamos a preparar procesando todos los ingredientes en la licuadora, y pasando el jugo por un colador. Conservamos en frío hasta la hora de usar.

Para servir, vamos a utilizar un platón extendido pero que sea hondito, para que no se nos derrame el jugo. Colocamos el jugo en el fondo, y vamos poniendo las rebanadas de hongos una a una, para cubrir todo el plato.

Las que nos sobren las vamos poniendo encima de las otras, para hacer un segundo nivel. A continuación, distribuimos las supremas de naranja por encima de los hongos, y coronamos con la cebolla y el cebollín. Cubrimos completamente con el queso rallado y añadimos un poquito de pimienta como toque final.

Lo podemos servir con rebanaditas de pan bien tostado, para que nuestros invitados se vayan preparando boquitas directamente del platón.

Pancakes

Ingredientes: 1 taza de harina de trigo integral (120 g) 2 cucharadas de azúcar Zukra orgánico. 2 cucharaditas de levadura 1/4 cucharadita de sal 3/4 taza de leche vegetal (190 ml). 1 huevo de lino.

Ver receta
Scroll to Top

Ensalada rusa

HECHO CON ZUKRA ORGÁNICO
ingredientes

2 remolachas grandes hervidas, peladas y picadas en cubos

1 kilo de papas amarillas medianas hervidas, peladas y picadas en cubos

1 zanahoria grande pelada y picada en cubos

4 huevos hervidos por 8 minutos, pelados y picados en cuadritos

preparación

La ciencia de la ensalada rusa está en la cocción de los ingredientes principales: que la remolacha quede al dente, que la papa esté cremosa pero no sobre cocinada, que el huevo no tenga la yema azulada. En casa ponemos las remolachas a cocinar con los frijoles en la olla de cocimiento lento, durante la segunda parte de la cocción. La remolacha le da un sabor exquisito al caldo de los frijoles y aprovechamos la electricidad para cocinar dos productos a la vez.

Cuando tenemos la remolacha, la papa, el huevo y la zanahoria listos y fríos, preparamos el aderezo mezclando todos los ingredientes y mezclamos todo en un tazón grande. La ensalada rusa se mantiene en buen estado hasta por dos días, y si te gusta tener un elemento crocante dentro del bocado, podés agregar manzana o apio crudo a la hora de mezclar todo.