Arroz con leche y especias

En abril se encienden muchas cocinas de leña en las zonas rurales de nuestro país. Es un evento social importante que gira en torno a la Semana Santa y sirve para “ahorrar” gas o electricidad en las casas en las que se preparan cajetas de coco, papaya verde o zanahoria, porque además las mieles siempre quedan más ricas con el saborcito ahumado de la leña. Es una época especialmente calurosa del año, que se refresca a punta de refrescos de frutas y granos previamente hervidos con canela y clavos de olor (piña con cebada, naranjilla con arroz).

Las comidas que se sirven en muchas casas durante estos días son sencillas, deliciosas y casi siempre vegetarianas, con la excepción de los mariscos (muchas veces de lata) que acompañan el arroz, las sopas y picadillos tradicionalmente preparados durante todo el mes. 

En casa, la Semana Santa es sinónimo de una tacita de arroz con leche acompañada de miel de coco.

Ingredientes (rinde 6-8 porciones):

200 gramos de arroz blanco lavado y escurrido (mientras más lavado esté, menos almidón tendrá y eso hará que el postre quede más sueltito).

1 litro de leche (se puede cortar la leche a la mitad y reemplazar el resto con agua, para que quede más liviano, o hacer una mezcla de leche de vaca y leche de coco).

100 gramos de Zukra crudo.

2 astillas de canela y 10 clavos de olor

Ralladura de limón o naranja

½ cucharadita de cardamomo molido

½ cucharadita de nuez moscada molida

Para servir: podés acompañarlo con alguna fruta fresca de temporada, como mango o melón, o ponerle compota de fruta por encima (fresa, piña o mango son excelentes opciones). En mi casa lo comemos con miel de coco y la verdad es que sabe delicioso.

Lo primero que me gusta hacer es aromatizar la leche con las especias: en una olla mediana colocamos la leche, el Zukra y las especias, y la cocinamos a fuego medio revolviendo de vez en cuando para que el azúcar Zukra se deshaga. Cuando comienza a alcanzar el hervor, se añade el arroz. Bajamos la temperatura y cocinamos a fuego lento durante unos 35-40 minutos, removiendo con frecuencia para que no se pegue en el fondo. Si se te comienza secar muy rápido, se puede agregar más líquido a poquitos para hidratar la mezcla. 

Cuando ya lleve una media hora al fuego es momento de comenzar a probar: hay quienes lo prefieren con el grano más “al dente”, pero si te gusta más “guachito” se puede dejar más tiempo. Igual con el líquido: déjalo secar más o menos dependiendo de si lo prefieres seco o aguadito. 

(Recordá que esta receta nos la facilitó la chef Adriana Sánchez).

¿Cómo quedó el tuyo?

Zukra bajo en calorías

Galletas de avena

Ingredientes 2 tazas de avena en hojuelas. 1 taza de harina integral. ¼ taza de azúcar Zukra bajo en calorías. 1/2 cucharadita de polvo de

Ver receta
Scroll to Top

Ensalada rusa

HECHO CON ZUKRA ORGÁNICO
ingredientes

2 remolachas grandes hervidas, peladas y picadas en cubos

1 kilo de papas amarillas medianas hervidas, peladas y picadas en cubos

1 zanahoria grande pelada y picada en cubos

4 huevos hervidos por 8 minutos, pelados y picados en cuadritos

preparación

La ciencia de la ensalada rusa está en la cocción de los ingredientes principales: que la remolacha quede al dente, que la papa esté cremosa pero no sobre cocinada, que el huevo no tenga la yema azulada. En casa ponemos las remolachas a cocinar con los frijoles en la olla de cocimiento lento, durante la segunda parte de la cocción. La remolacha le da un sabor exquisito al caldo de los frijoles y aprovechamos la electricidad para cocinar dos productos a la vez.

Cuando tenemos la remolacha, la papa, el huevo y la zanahoria listos y fríos, preparamos el aderezo mezclando todos los ingredientes y mezclamos todo en un tazón grande. La ensalada rusa se mantiene en buen estado hasta por dos días, y si te gusta tener un elemento crocante dentro del bocado, podés agregar manzana o apio crudo a la hora de mezclar todo.