¿Sos emprendedor y has cometido errores?

Si emprendés, has experimentado que el camino de hacer crecer un negocio no es lineal. Emprender es una aventura llena de retos, oportunidades, altos y bajos, todos a la vez, y solo con el tiempo desarrollamos la madurez y sabiduría necesaria para saber fluir a través de nuestro camino.

En este artículo quiero compartir 5 errores muy comunes que cometemos quienes emprendemos. Independientemente de cuántos años llevés en esto, estoy segura de que vas a poder sacar valor de lo que voy a cuestionar a continuación.

Error común número 1:

Buscar el crecimiento siempre.

Mucho se habla del crecimiento y es inevitable querer acumular logros y crecer en clientes, querer aumentar nuestras ventas o querer abrir una nueva sucursal, y lo cierto es que algunas veces ese crecimiento está muy bien fundamentado pero muchas otras solo se hace porque es el “siguiente paso lógico” del negocio, aunque ponga en riesgo su sostenibilidad.

En vez de que crecer sea nuestra brújula, es mucho más inteligente buscar ser sostenibles en cualquier proyecto, producto o servicio nuevo que desarrollemos. El crecimiento sostenido y con paciencia es mucho más valioso que un crecimiento rápido que genere desbalance en la empresa. Esto lo aprendí en los primeros años de emprender y lo sigo viendo en muchas personas emprendedoras que acompaño. ¡Si tuviera que elegir un error que me hubiera gustado evitar, sin duda este está de número 1!

Error común número 2:

Querer hacer las cosas en grande.

Nos enamoramos de las ideas de nuevos productos, nuevos servicios, nuevos puntos de venta, nuevas plataformas virtuales, nuevo sitio web… cualquier cosa nueva queremos que sea la mejor y trabajamos fuerte por hacer grandes lanzamientos.

Muchas veces se nos olvida que lanzar en pequeño tiene un valor inmenso. Cuando creamos pequeños experimentos, prototipos, mínimos productos viables, nos permitimos validar nuestras ideas y ajustarlas antes de invertir en hacerlas en grande. Esto es mucho más eficiente, económico e incluso efectivo para nuestro negocio.

Error común número 3:

Enfocarnos en la producción.

Esto es algo que veo suceder de una manera muy natural cuando inician los proyectos. El propósito de nuestro negocio está detrás de lo que creamos, detrás de la producción de excelentes productos o servicios de los cuales nos enorgullecemos, y mientras nos concentramos en lanzar lo mejor al mercado, a veces se nos olvida la otra parte fundamental de la ecuación: saber vender.

Sin duda necesitamos los mejores productos, pero sin saber vender no vamos a llegar muy lejos. Invertir en aprender sobre marketing y ventas es vital para poder liderar un negocio que sepa tanto producir como comercializar de manera óptima cada producto.

Error común número 4:

Nuestro negocio depende de nosotros

Como dueñas y dueños de negocio tenemos en nuestra mente la visión de cómo camina nuestra empresa. Y si bien, eso nunca va a cambiar, es importante que podamos salir de vacaciones y nuestra empresa siga caminando con normalidad.

Es muy importante para pequeñas empresas que inviertan tiempo en crear manuales, guías, tutoriales, entrenamientos, que permitan a otras personas seguir adelante con el negocio aún cuando no estamos. Además, crear manuales para las diferentes áreas del negocio es un proceso de análisis verdaderamente enriquecedor.

Error común número 5:

Llevar nuestras costumbres financieras al negocio

Hemos escuchado muchas veces la importancia de separar las finanzas personales de las finanzas del negocio, pero he visto muchísimas veces cómo se ven afectados los negocios por acarrear además con las costumbres financieras de quien los lidera.

Si la salud financiera personal no es tu fuerte, es hora de prepararte para darle salud financiera de tu negocio con formación adecuada o asesores que puedan guiarte para manejar adecuadamente el dinero, prepararte para el futuro con planes de ahorros e inversiones, y no solamente vivir el día a día.

¿Te identificaste con algún error?

Yo sin duda me he identificado con todos ellos en diferentes momentos de mi camino como emprendedora.

Compartí el sabor

Scroll to Top