¿Qué deberías estar midiendo en tu negocio mes a mes? con Silvia Hidalgo

Con el sinfín de herramientas digitales que utilizamos en el día a día de nuestro negocio, tenemos muchísimas métricas a nuestra disposición, y lo cierto es que muchas veces no sabemos a cuáles prestarle atención, o le prestamos atención a métricas que poco aportan a nuestro negocio.

Empecemos por definir una métrica, que es cualquier medición que nos permita tomar decisiones más inteligentes para nuestro negocio. Por ejemplo, medir la cantidad de clientes que compran por segunda vez en nuestro negocio nos permite medir la lealtad de nuestros clientes, y tomar decisiones para aumentar su satisfacción con nuestro producto o servicio.

En un negocio podemos medir muchísimas cosas, y usualmente medimos muy pocas, o bien medimos cosas que no tienen relación con los resultados que estamos buscando. Me atrevo a decir que en la gran mayoría de los casos, nos concentramos únicamente en métricas de ventas, cuando estas son solo un resultado de las muchas acciones que implementamos.

De hecho, prestar atención a métricas oportunas, nos va a permitir mejorar los resultados de nuestras estrategias y por ende, mejorar también nuestros resultados financieros.

En lo que medimos ponemos nuestra atención (y usualmente también nuestra intención y acciones), y por lo tanto, necesitamos elegir cuidadosamente qué medir en un negocio.

Entonces ¿por dónde empezamos?

Un buen lugar para iniciar el proceso de definir métricas son las metas que planteamos para nuestro negocio. Hay un artículo que desarrollé al respecto para este mismo espacio, así que podés chequearlo si necesitas guía para definir metas y objetivos anuales.

Mi recomendación es que empiecen por definir 2 o 3 métricas que definan el logro o avance de cada meta. 

Veamos 2 ejemplos diferentes:

Meta anual:

Aumentar el margen de ganancia de x producto.

Ejemplos de métricas que podrían ayudarme a tomar decisiones:

  • Margen de ganancia mensual
  • Monto mensual de ingresos
  • Monto mensual de gastos

Meta anual:

Lanzar un podcast para conectar más profundamente con mi comunidad.

Ejemplos de métricas que podrían ayudarme a tomar decisiones:

  • Cantidad de personas que escuchan el podcast
  • Cantidad de personas que se sienten más conectadas con la marca

Independientemente del tipo de meta (no importa si es una meta financiera, operativa o comercial), podemos definir métricas que nos permitan medir mes a mes si nuestras acciones están dando los resultados que queremos.

Para el ejemplo del podcast podríamos estar midiendo muchísimas cosas: nuevas suscripciones al mes, cantidad de tiempo que escuchan el podcast, plataformas desde las cuales están descargando, cantidad de menciones en redes, etc, etc., lo que ejemplifica el punto inicial: no se trata de medir todo, porque vamos a terminar abrumados. Se trata de medir lo que pueda guiar nuestras acciones hacia el logro de nuestras metas.

3 pasos posteriores una vez que definamos las métricas que queremos:

  1. Asegurarnos de registrar esas métricas de manera constante, ya sea por medio de aplicaciones o herramientas digitales, o por medio de encuestas que realicemos a nuestros clientes.
  1. Definir un ritual para revisar las métricas (¡cada mes es una buena idea!) y agendarlo para no olvidar chequear cómo vamos avanzando hacia nuestras metas.
  1. Tomar acción sobre lo que las métricas nos arrojen. Probar nuevas estrategias o mantener estrategias que estén funcionando, para que después de 12 meses hayamos alcanzado de la mejor manera lo que queremos.

Así como es valioso tener pocas metas para poder enfocar mejor tu tiempo, así también es práctico tener pocas métricas, de manera que no nos abrumemos tratando de medir muchísimas cosas a la vez.

Entre menos métricas tengamos, más fácilmente podremos enfocar nuestras acciones.

Compartí el sabor

Scroll to Top