¿Negocios virtuales o negocios presenciales?

Nos unimos a Silvia Hidalgo para traerte la mejor recomendación si querés emprender en el futuro, entonces, sin más preámbulos, te dejamos con ella:

En un entorno tecnológico que nos ofrece tantas posibilidades, muchas veces nos cuestionamos si tener un negocio virtual o uno presencial… ¿o ambos?

Me atrevo a decir que todos conocemos cada vez más negocios exitosos que son 100% en línea, pero siempre en algún momento llega la duda de si vale la pena o no invertir en un espacio físico. También está la situación inversa, si tengo negocio presencial puedo cuestionarme si debería ofrecer mis productos o servicios en línea.

En este artículo quiero exponer algunas de las ventajas y desventajas que he vivido teniendo tanto un negocio 100% físico, como otro negocio 100% virtual.

Empecemos analizando los negocios virtuales, cuya mayor ventaja (en mi experiencia) es la flexibilidad que permiten en términos de la variedad de productos y servicios que puedo ofrecer pero en especial en la variedad de clientes que puedo atender. Sin los límites geográficos, puedo llegar a clientes que de otra manera no atendería, y eso me permite crecer.

Otra gran ventaja son los bajos costos. Cuando no tenés que pagar por un espacio físico y los costes usuales del mismo, casi toda la inversión puede ir directo a la calidad de tus productos o servicios y eso se transforma en una gran ventaja competitiva. Si agregamos las posibilidades tecnológicas que tenemos para producir, crear, comercializar, diseñar, crear comunidades, etc, sin duda un negocio virtual te ofrece la posibilidad de iniciar rápido y sin mucha inversión.

Con todas estas ventajas, pensarás que quiero sugerir que esa es la mejor opción, pero lo cierto es que tener un negocio presencial también tiene su atractivo. Uno de los pros más relevantes es la credibilidad y exposición. Tener un espacio físico permite a las personas tangibilizar lo que ofrecés y eso sigue siendo relevante para muchos clientes.

Es mucho más fácil explorar de manera visual diferentes productos, o percibir la experiencia de un servicio de forma presencial. En redes sociales competís contra todo el contenido que ve tu cliente, mientras que en un espacio físico tenés la atención de todos sus sentidos.

Otra de las ventajas más valiosas de un negocio presencial es la interacción física que podés tener con tus clientes. Por más que las redes sociales nos hayan acercado y que aplicaciones como zoom nos permitan interactuar con agilidad, lo cierto es que nada supera la interacción presencial para establecer relaciones duraderas con tus clientes. 

Bueno….¿y las desventajas?

Ambos formatos ofrecen oportunidades valiosas para emprender, pero te dejo acá la principal desventaja que he encontrado en cada tipo de negocio, según mi experiencia personal como emprendedora. 

Para mí, el mayor contra de un negocio presencial es la flexibilidad limitada que ofrece versus los negocios virtuales. Sin duda alguna me siento más libre para crear nuevas ofertas en mi negocio virtual, y me ha permitido adaptarme con mayor agilidad en estos tiempos cambiantes.

Por otro lado, la mayor desventaja que he experimentado en mi negocio virtual ha sido la ausencia de una conexión presencial. Aunque trabaje activamente en conectar con mi comunidad de clientes de diferentes maneras, no hay nada como la relación que desarrollo con mis clientes en un negocio presencial. Esa relación cercana usualmente me permite entender a mayor profundidad las necesidades de mis clientes.

En el caso de que ambos formatos te gusten y te decidás por tener tanto una oferta virtual como otra presencial, te dejo algunos consejos que vale la pena contemplar:

  1. Cada espacio (físico o virtual) es un canal de venta por sí mismo y necesita sus propias estrategias para atraer, conectar y convertir clientes.
  2. Cada espacio tiene un cliente ideal distinto, y por lo tanto la experiencia debe estar adaptada a lo que necesita ese cliente.
  3. ¡No tenés que tener la misma oferta en ambos canales! Podés aprovechar las ventajas de cada formato para tener ofertas atractivas que se adapten a cada espacio.

Si querés descubrir más recomendaciones para ayudar a tu negocio, no olvidés suscribirte a nuestro blog.

Compartí el sabor

Scroll to Top