La mascarera de Los Mantudos

Entrevista Los Mantudos

Tuvimos una enriquecedora entrevista con Antonieta Gomez, una increíble diseñadora y productora audiovisual que quiere comerse al mundo con sus proyectos.

Como bien sabemos el 31 de octubre se celebra el día de la mascarada costarricense y quién mejor que Antonieta para contarnos sobre su emprendimiento Los Mantudos, una idea que une el pasado y el presente de maneras muy originales.

Sin más te invitamos a agregarle Zukra a tu café o al té y que te pongás cómoda o cómodo para que disfrutés esta bonita historia.


¿De donde viene Mantudos?

“Las mascaradas me han encantado toda la vida, pero me daba miedo pasearme en los diseños originales”

Con una manera muy alegre de ver la vida Antonieta empezó en el mundo de los emprendedores años antes de crear Mantudos porque emprender ya estaba en su ADN desde la escuela, según nos contó.

Su proyecto principal nace por allá del 2010 con mucho esfuerzo, investigación y claro, esa chispa creativa que la caracteriza.

Con los años empezó a recopilar más información hasta lograr darle personalidad a cada personaje como por ejemplo:

  • El Diablo o Cuijen que es “El que vuela chilillo”.
  • La Ñata que le zampó la frase de “La pura muerte”.

Ambos personajes que aterrorizaban a los niños.

  • El Gigante paso de ser el Gobernador al “viejillo bombeta” este tiene esa personalidad del tío o la tía que llega contando chistes y es el alma de la fiesta.
  • Luego está La Señora Encopetada quien es la que dice “Yo no te como queque seco” y que ahora se relaciona con la moda de “ser señora”.

Si vemos, todos los personajes están muy pegados a nuestra realidad actual costarricense.

Antonieta logró algo muy interesante y fue crear una señalética, o bien así lo llamó, de las mascaradas y nos contó que esto es porque le gustan los diseñadores viejos que empezaron haciendo logos en papel pergamino con tinta china y es por eso que Los Mantudos son así a blanco y negro con algunas notas de color, para recordar que son parte de nuestro antaño, de nuestra historia, de aquella época donde ella los veía por el tele que era a blanco y negro.


¿Cómo ha sido el crecimiento en estos 10 años con tu negocio?

De un tiempo para acá he explorado un poco más allá de este tipo de diseño y logré plasmar al mejor estilo Pop Art frases, expresiones u onomatopeyas que son típicas de nuestro hablar cotidiano. También porque en mi familia contamos historias “a gritos” con mucha pimienta y expresiones, hay una colección que se dedica a esto y lo que hice fue mezclar diseño de cómics con algo muy criollo.

Hace diez años le di rienda suelta a este proyecto con mucha ilusión pero con las expectativas muy aterrizadas, las mascaradas no eran un elemento muy visto hace una década, pero una vez que empecé, con el apoyo de todo un equipo de amigos que me ayudan a crear cada pieza, noto que mis ilustraciones llaman la atención de grandes y chiquillos, ver como esa parte de nuestro pasado la logramos plasmar en un souvenir llamativo tanto que en las ferias los chiquillos pasan, se quedan viendo y convencen a sus papás de que les compren algún artículo.

Hay otra colección que se llama “Otro Souvenir de Lapa y Tucán” que son de animales como tucán y lapa, esto porque en los 80 era muy común este tipo de souvenir, así que quise hacer una colección con bolsos, tags de viajes, tazas y demás para conmemorar la tradición de utilizar estas aves.

Me gusta crear una experiencia con mis clientes ya que al tratarse de un recuerdo de nuestro país tengo la oportunidad de ser parte de una historia, ya sea una pareja de extranjeros que vinieron a vacacionar o de un amigo que va a visitar a su compa costarricense fuera de nuestras fronteras, o bien alguien que ve mis productos en Ramona o me escribe en mis redes (vos también me podés escribir).

Lo bonito es que mi proyecto tiene un millaje más allá de una transacción ya que buscamos crear toda una experiencia en cada pieza que hacemos.


¿Algunos consejos para innovar?

El primer consejo es ver que hay en el mercado y no replicarlo.

Ninguna idea es pequeña, si ves como está el mercado y buscás ese extra que te diferencia de los demás.

Ahorita habemos muchos emprendedores en cada categoría pero no deberíamos de verlos como una competencia sino como un complemento, con personas que perfectamente podemos trabajar en conjunto.

Estoy muy a favor de los trueques o como decían antes, los cambalaches, es algo que se puede volver más cotidiano, una manera de ayudarnos como buenos costarricenses que somos, hay muchas ideas que se pueden trabajar en conjunto y se puede ver más como un esfuerzo mutuo, algo que para mi es clave ya que gracias a eso he ganado mucho amigos de diferentes ramas de negocios.

Quitarse el miedo, porque lo que ofrecés y das tiene mucho valor, ningún emprendedor es pequeño ya que toda idea es válida y si tu nicho es feliz con lo que les das, ese es el valor que debemos buscar. Tener confianza en vos mismo y rodearte de gente que no sea “porrista, de esos que dan falso ánimo, sino buscar personas sensatas que te dirían las cosas con sinceridad pero siempre con el fin de apoyar y motivar.


¿Qué sorpresas nos traés para 2022?

Ahorita estoy trabajado con otra marca varias cosas, más personajes, más productos y también esperamos lograr más visibilidad. Va a venir más variedad de productos con los personajes que ya tenemos.

Me gusta tener un proceso previo para dar un producto de calidad, de paso, hay dos personajes que me encantan y espero que los vean pronto.

La sinergia de trabajar con otros emprendedores, otras marcas y la originalidad que genera esto es una de las cosas que más agradezco y espero que todo esto se vea reflejado en cada artículo que hemos creado.


¿Qué te hubiera gustado que te dijeran hace 10 años cuando empezaste con este proyecto?

Yo empecé de manera muy empírica pero en mis trabajos pasados en agencias de publicidad aprendí y obtuve muchas herramientas que me dieron una noción de todo lo que debía hacer si quería emprender, sin embargo, una de las primeras cosas que les recomiendo, es que cuando tengan una marca, un producto, lo que sea vayan al registro y lo protejan. Es su creación y es un proceso relativamente largo pero es muy útil.

Tal vez en la época que empecé no habían redes sociales pero es importante tomar un poco del presupuesto para publicidad, siempre es importante invertir en los perfiles del emprendimiento ya que ahora son muy efectivas cuando se usan de la mejor manera.

Crean en su marca, crean en que otros emprendedores puedan ayudarles, hagan trueques, no le hagan mucho caso a los “haters” porque a palabras necias oídos sordos.

El emprendedor tiene que hacer muchas cosas entonces es bueno tener un horario para trabajar y también para disfrutar porque uno no debe estar 24/7 trabajando y sin disfrutar también nuestro tiempo.

Hay que ser paciente porque lidiar con clientes a veces puede ser algo desgastante, así que yo te recomiendo tomarte un cafecito o un té y despejar la mente para recargar energías y ofrecer un servicio de calidad.

Compartí el sabor

Scroll to Top